viernes, 9 de junio de 2017

Reoseñas

Una reseña de un juego escrita por Reo Lúdico debería ser una "reoseña". ¿O es muy tonto lo que estoy diciendo?. No me respondas.

Tomar la decisión de escribir artículos en los que se analice un juego de mesa no fue sencillo. Estoy plenamente conciente de que no soy la persona más adecuada para ello, principalmente porque carezco de la experiencia suficiente (jugando y haciendo reseñas), además de que ya existen muy buenos blogs y canales de Youtube enfocados en estos menesteres. Sin embargo, como mi nivel de exposición al ridículo se encuentra recién en la mitad de su track, sentí que podía elegir esta acción en este turno sin arriesgar la partida. Es una de las ventajas de llevar el blog como un juego en solitario. El día que se transforme en un cooperativo, me veré obligado a negociar estas cuestiones, pero quién sabe cuándo ocurrirá eso.   ;-)

No pretendo que una reoseña sea un análisis riguroso de un juego. Lo que aspiro, más bien, es a mostrar sus rasgos más característicos y describir mis sensaciones con el mismo. Es decir, estaré más cerca de un "opinólogo" que de un técnico de laboratorio. Mi intención es que las reoseñas aparezcan muy esporádicamente en el blog y sólo para hablar de juegos que estime que merecen ser destacados. Lo más probable es que se centren en productos diseñados en Chile, o al menos en Latinoamérica, aunque en el futuro eso podría cambiar.

La primera reoseña se la dedico a un pequeño juego que se ganó un lugar especial en mi ludoteca. Espero que les guste.   :-)

¡Turno terminado!.

4 comentarios:

  1. Esta es la intro ? Porque la reoseña no la vi ?
    Como diria el pollo fuentes.
    Me perdiiiíii la culpa fue tuyaa...

    ResponderEliminar
  2. Ja, ja, ja. Efectivamente creo que no fui muy claro. Está en el post que publiqué a continuación. Igual voy a agregar mejor el link.
    :-)

    ResponderEliminar
  3. Jajaja me gusta tu entusiasmo y la "reoseña".Gran aporte tú Blog..... (poniéndome al día con la lectura :)

    ResponderEliminar

Di lo que piensas, pero piensa lo que dices.