viernes, 26 de mayo de 2017

La Primera Impresión

Varias veces hemos leído por ahí que la primera impresión es sumamente importante. Esta afirmación es aplicable en múltiples contextos, como en una entrevista de trabajo, una cita o una comida. Por razones evolutivas, nuestro cerebro está preparado para emitir juicios de valor con muy poca información a su disposición. Sencillamente, califica un hecho por asociación inconsciente con eventos similares almacenados en su memoria. Significa que nos basta una pequeña muestra de algo para que nos hagamos rápidamente una opinión.

Aunque la mayor parte de los que leen este blog son cultores experimentados de los juegos de mesa, escribo estas reflexiones pensando en aquellos que recién llegan a esta afición. Creo que para la persona que se acerca al mundo de los tableros llevado por la curiosidad, a veces tímidamente, la primera experiencia será determinante. Y cuando hablo de primera experiencia me refiero tanto al primer contacto que tiene con alguien de la comunidad "jugona" como al primer título que le dan a probar en mesa. Pienso que ambos eventos serán decisivos para el juicio que esta persona se hará sobre nuestra afición.

● La Comunidad

Hace algunas semanas leí una publicación de alguien que recién se incorporaba a un grupo de Facebook dedicado a los juegos de mesa. En su mensaje, el usuario daba las gracias por haberlo admitido en el grupo y aprovechaba para preguntar si alguien le vendería el juego Risk. La primera respuesta que recibió fue de un miembro experimentado de dicho grupo que le dijo: "... Risk no es el tipo de juego que coleccionamos aquí y por lo general lo consigues en la juguetería". El recién llegado, evidentemente molesto, argumentó que Risk no era un mal juego y no se encontraba en una juguetería. A continuación, otro usuario le replicó: "... Pues yo sí digo que Risk es feo y por eso no lo coleccionamos". Ante esta experiencia, no me extrañaría que el recién llegado no vuelva nunca más por aquel grupo y quizás por ningún otro espacio dedicado a los juegos de mesa.

Cuento esta anécdota porque a pesar de que no representa la generalidad de las situaciones a las que se enfrentan los nuevos aficionados, sí suceden ocasionalmente episodios como el que describo. Si apenas llegar a un lugar te minan el entusiasmo de esta manera, tu primera impresión sobre esta comunidad será fatal.

● El Primer Juego

Escuchando un podcast especializado en juegos de mesa, oí que uno de los conductores le preguntaba al otro cuál título utilizaba para iniciar a una persona que nunca hubiera tocado un juego de tablero. Este le contestó que sacaba el Agrícola en modo avanzado, empleando una mezcla de los mazos E, I y K para los oficios y adquisiciones menores. Para el que haya jugado Agrícola, sabrá que enfrentar una partida de estas características para una persona que nunca ha probado un juego de mesa moderno probablemente significará una "indigestión mental". Interrogado sobre este punto, el mencionado conductor comentó que "... si el espabilao se logra reponer de la paliza de esa primera partida y dice que quiere más, entonces lo integro a mi grupo de juego". Es decir, él no iniciaba a otros en los juegos de mesa, sino que lo que armaba era una "oficina de reclutamiento". ¿Y cuántos superaban la dichosa prueba?. Pues muy pocos.

La resiliencia es una característica que permite a ciertas personas sobreponerse a los reveses de la vida y continuar adelante. No todos poseen esa cualidad o la manifiestan en un grado muy bajo, por lo que es seguro que muchos de los que les haya tocado atravesar una experiencia similar a la que describo en el párrafo anterior, habrán terminado optando por buscar otro destino. Reconozco, eso sí, que son situaciones inusuales, pero ocurren.

● Un Recibimiento Amable

Conforme la comunidad de aficionados a los juegos de mesa continúe creciendo año tras año, cada vez será más frecuente leer o escuchar preguntas del tipo: "¿Qué me recomiendan para empezar, X o Y?". Así mismo, será normal toparnos con primeros jugadores de Catán, Carcassonne o Ticket to Ride que no tendrán por qué conocer la diferencia entre una mecánica "pick & deliver" y una de "deck building". En consecuencia, la orientación de parte de aficionados más experimentados será necesaria, sobre todo si buscamos alcanzar una real madurez como opción de entretenimiento social.

Dicho lo anterior, dejo la invitación en la mesa para que cada uno ponga su granito de arena para recibir con cordialidad a los que dan sus primeros pasos en este mundo lúdico, a hacerles su primera experiencia digna de ser recordada. Y si en algún momento notamos que alguien se perdió con una de nuestras indicaciones, entonces tomarnos esos 30 segundos adicionales para explicarle con más detenimiento aquello que no entiende. Ello aplica tanto para la aclaración de las reglas de un juego como para cuestiones más triviales, como el uso de la jerga propia de nuestro ambiente. Y es que evidentemente siempre será necesario aclarar que la "ensalada Feld" que nos comimos ayer no la encontrarán en ningún restaurant y que no hablamos de bienes raíces cuando decimos que Friedemann Friese siempre vende "en verde".   ;-)

¡Turno terminado!.

5 comentarios:

  1. Buen Artículo. Si bien, algunos son medios elitistas, yo diría que es más la gente que tiene una buena actitud con aquellos que están comenzando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, los "mala onda" son una minoría. Pero como existen, pienso que es bueno dejar en claro que su actitud no es la que nuestra afición necesita.
      ;-)

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo.

      Eliminar
  2. Interesantísima entrada. Me dejó un poco sorprendido y molesto la anécdota que cuentas al inicio (sobre el neofito que buscaba Risk). Y algo parecido me pasó con el que reclutaba jugadores usando Agrícola. Puedo entender que alguien quiera testear si un potencial nuevo integrante del grupo tiene la pasta para ello, pero lanzarlo a un Agrícola así sin más, sin siquiera dejarle ver que ese juego no representa más que un pequeño nicho dentro de un mundo que es tremendamente diverso, me pareció de un proselitismo simplemente absurdo.

    Efectivamente, creo que un recibimiento amable es lo mejor, en cualquier contexto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Andrés.

      Compartí esas anécdotas para invitar a reflexionar a algunas personas que a veces no miden el efecto de sus acciones.

      Por cierto, a pesar de que todo lo dicho se enmarca dentro de nuestra afición, la verdad es que los consejos aplican para cualquier ámbito de la vida.
      ;-)

      Eliminar

Di lo que piensas, pero piensa lo que dices.